Informe sobre la evolución de los principales cultivos

Evolución de los principales cultivos. SOJA. La semana dejó un balance negativo para los precios de la soja en el mercado disponible local. La mercadería con entrega inmediata cayó de 1270 a 1255 pesos por tonelada en la zona de Rosario, mientras que en Necochea y en Bahía Blanca el retroceso fue de 1260 a 1250 y a 1245 pesos, respectivamente.

Para la soja nueva el descenso fue de 300 a 290 dólares por tonelada. En todos los casos, las propuestas de la demanda estuvieron lejos del interés de los vendedores que se resisten a entregar su mercadería por debajo de los $ 1300 en el caso de la oleaginosa disponible y de los US$ 300 en el caso de la soja 2011/2012.

También fue negativo el cierre en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), donde la posición mayo retrocedió de 307,50 a 298,50 dólares por tonelada. En su primer análisis sobre la campaña sojera 2011/2012, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires estimó un área para la oleaginosa de 18,6 millones de hectáreas, levemente por encima de los
18,5 millones del ciclo anterior. “Luego de recuperar humedad superficial, e incluso recargar en profundidad los perfiles en algunas regiones del área agrícola, la condición para la siembra es muy buena y promueve el movimiento de las máquinas. La superficie incorporada a la fecha es mínima, pero se irá incrementando en las próximas semanas. Los productores aprovecharan este buen momento, dado que las lluvias registradas durante las últimas semanas cubrieron grandes áreas e incluso interrumpieron el fuerte desecamiento de lotes sobre una importante franja que involucra el centro-norte y sur de Córdoba, San Luis y La Pampa”, explicó la entidad.

La Bolsa añadió que factores regionales como el aumento de superficie de caña de azúcar en el NOA o el incremento del área destinada al arroz en Santa Fe se sumaron a las expansiones ya registradas del maíz y del girasol en casi todas las zonas productivas,
dejando pocas chances de alcanzar importantes variaciones a la soja. “Regiones tales como el Núcleo Norte y el Núcleo Sur presentan áreas agrícolas fijas que ya no pueden expandirse. En estas regiones un incremento en la superficie de maíz representa indefectiblemente una caída del área con soja. Diferente es la situación en la periferia al núcleo. En las provincias norteñas la incorporación de hectáreas desmontadas, junto con la reinserción de cuadros en áreas marginales que, por cuestiones climáticas, no fueron sembrados durante el ciclo previo, compensan las mermas dadas por la expansión de otros cultivos, que además sostienen este leve aumento interanual de superficie de soja”, dijo la
entidad.

Y en el cierre de su análisis, la Bolsa aclaró que esta primera estimación de área para la soja podría variar en los próximos meses. “El área destinada a la siembra tardía de maíz representa este año una importante proporción sobre su superficie total nacional y el éxito de su implantación dependerá de factores climáticos y de mercado. Si por algún motivo la siembra tardía y de segunda fracasara, le brindaría al cultivo de soja importantes
posibilidades de alcanzar un incremento interanual aún mayor al previsto actualmente”.

Tras el importante repunte de la semana anterior, cercano al 10%, la soja cerró este nuevo segmento con saldo negativo en la Bolsa de Chicago. Las posiciones noviembre y enero perdieron un 4,55 y un 4,52%, al pasar de 466,60 a 445,38 y de 469,72 a 448,50 dólares por tonelada. Salvo durante la rueda del jueves, cuando el cierre de la rueda casi no dejó cambios, el resto de las jornadas concluyeron con resultado adverso para la oleaginosa.
Vale señalar que la volatilidad fue uno de los hechos más marcados de la semana, dado que muchas ruedas arrancaron con signo positivo y terminaron en terreno negativo.

Buena parte de esa volatilidad tuvo que ver –otra vez– con el ánimo cambiante de los fondos de inversión respecto del rumbo que asume la indómita crisis financiera que mantiene en alerta las economías de la Unión Europea (UE) y de los Estados Unidos. Ahora la confianza/desconfianza de los inversores está puesta en los resultados que pueda arrojar la cumbre de mandatarios de la zona euro que se hace durante este fin de semana.

Fuera de la orbita de influencia de los fondos y de la crisis, el mercado también tomó nota sobre el favorable inicio de la campaña sojera en América del Sur, particularmente en Brasil, la Argentina y en Paraguay, donde durante la semana se registraron lluvias muy positivas para el inicio de la siembra 2011/2012. Así, tras el último informe mensual del USDA, y con la cosecha estadounidense ya superando el 70% del área apta, este punto
comenzó a tener mayor relevancia para el mercado.

El martes Oil World informó sobre la posibilidad de que las importaciones chinas de soja suban en el período septiembre 2011/agosto 2012 a 58,50 millones de toneladas, frente
a los 52,85 millones del año comercial anterior. Ahora, si bien este dato es muy positivo para los precios de la oleaginosa, sobre todo en tiempos en que se habla de recesión en muchas partes del mundo, no deja de ser algo previsible para el mercado, conforme la evolución que han venido teniendo las compras chinas en los últimos años. Quizás sea por esto que el impacto de la noticia sobre los precios fue prácticamente nulo.

Los factores monedas y petróleo tuvieron baja incidencia sobre el mercado esta semana, dado que en el balance la relación dólar/euro pasó de 1,3880 a 1,3894 y el valor del crudo
creció apenas un 0,7%, al pasar de 86,80 a 87,40 dólares por barril.

Respecto de los habituales informes semanales, el lunes el USDA indicó que la cosecha de soja avanzó al 69% del área apta, respecto del 51% de la semana pasada; del 81% de 2010, y del 61% promedio. El organismo añadió que el 95% de las plantas está perdiendo hojas, contra el 90% del segmento precedente; el 98% de 2010, y el 96% promedio. Por lo avanzado de la cosecha, el USDA dejó de reportar la condición de las plantas aún en pie.

El reporte de exportaciones estadounidenses no fue favorable para los precios de la soja, dado que según el USDA las ventas totalizaron 594.700 toneladas, por debajo de las 672.400 toneladas de la semana anterior y del rango esperado por el mercado, de 850.000 a 1 millón de toneladas.

MAIZ. En el mercado de maíz local, durante la semana hubo dos ruedas con ofertas abiertas por cereal de la vieja campaña, el lunes, con US$ 140 por grano para entrega en noviembre y US$ 150 para diciembre, y el viernes con US$ 140 por tonelada como única propuesta. Y acerca del maíz nuevo, el balance fue negativo en la zona de Rosario, dado que de los US$ 170 del viernes anterior se pasó el jueves último a US$ 167. En el mismo segmento, el saldo fue positivo en Bahía Blanca, al pasar de 165 a 170 dólares por tonelada. El viernes no hubo precios.

Por el lado de los consumos, las ofertas se mantuvieron mayormente estables durante la semana, dentro de un rango de 560 a 600 pesos por tonelada de maíz. En el Matba, en
tanto, la posición abril bajó de 170 a 167,50 dólares.

Según la información diaria difundida por el Ministerio de Agricultura, en la semana se
autorizaron ROE Verdes por 1.120.261 toneladas de maíz.
En su reporte semanal, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó el jueves que la siembra de maíz avanzó al 42,8% de los 3,50 millones de hectáreas previstos, con un avance semanal del 12,3% y un atraso del 19,7% frente a igual momento de 2010.

La Bolsa advirtió que el significativo atraso de las labores se debe principalmente a que si bien se recuperó humedad gracias a las lluvias registradas durante las últimas semanas, “esta recuperación llegó al cierre de la fecha óptima para las siembras tempranas en la franja central de nuestra región agrícola. Las zonas enmarcadas dentro de esta franja deberán conservar la humedad almacenada en sus cuadros a fin de concretar sus planes de siembra en fechas tardías. Sumado a ello, la región bonaerense y La Pampa también reflejan retrasos interanuales, pero en estos casos se deben a las interrupciones de las propias lluvias y a las bajas temperaturas que demoraron la incorporación de lotes”.

Y añadió que los primeros cuadros implantados sobre el Núcleo Norte y el Núcleo Sur transitan etapas vegetativas. “Según el relevamiento de ambas regiones, un 60% de los cuadros se encuentran bajo condición buena, mientras que el 40% restante mantienen condición muy buena. Similares resultados se relevaron sobre el centro-este de Entre Ríos, donde los cuadros mas adelantados expanden en promedio de tres a seis hojas (V3-6).

Sobre el oeste de Buenos Aires y el norte de La Pampa, la mayor proporción de cuadros
transitan etapas desde emergencia hasta la expansión de su segunda hoja. Hacia el sur de Córdoba el cultivo se encuentra naciendo bajo una condición hídrica buena”, detalló la entidad. Según la previsión climática de la Bolsa, se prevén lluvias de variable intensidad sobre gran parte del área agrícola para los próximos siete días. “De cumplirse estas perspectivas podrán registrase los refuerzos que aun son necesarios en zonas del centro y del norte de Córdoba, Santa Fe y del norte de Buenos Aires, dejando a la espera de mayores aportes sectores del sur de Córdoba”.

A diferencia de la soja, el balance de la semana fue levemente positivo para los precios del maíz en Chicago. Los contratos diciembre y marzo subieron un 1,44 y un 1,30% al pasar de
251,97 a 255,61 y de 256,50 a 259,84 dólares por tonelada.
Los dos principales factores alcistas de la semana para el maíz fueron la firmeza vigente en el mercado disponible estadounidense, donde los vendedores entregan la mercadería a uentagotas, disconformes con los valores actuales, y la favorable evolución de las xportaciones, que por tercera semana consecutiva superaron el millón de toneladas, tendencia esta última que, de sostenerse, obligará al USDA a revisar sus números para el próximo informe mensual, donde, quizás, vuelva a quedar expuesto el bajo nivel de existencias finales vigente que, en septiembre, por caso, pasó desapercibido a juzgar por la caída de las cotizaciones.

En efecto, en su reporte del jueves, las exportaciones semanales de maíz de los Estados Unidos fueron relevadas por el USDA en 1.845.800 toneladas, por encima del volumen del segmento anterior, de 1.344.300 toneladas, pero por debajo del ambicioso rango previsto por el mercado, de 3 a 2,5 millones de toneladas.

A cerca de los cultivos, el USDA informó el lunes que la cosecha de maíz avanzó al 47% del área apta, contra el 33% de la semana pasada; el 66% de 2010 y el 41% promedio de las últimas cuatro campañas. Acerca del estado de los cultivos, el 53% se encuentra en estado bueno/excelente, sin cambios respecto de la semana pasada. El organismo añadió que el 94% de las platas está maduro, frente al 89% del segmento anterior; al 100% de 2010, y al 93% promedio.

TRIGO. El valor del trigo se mantuvo estable en el mercado disponible local, dado que los exportadores sostuvieron los US$ 140 por tonelada en la zona de Rosario. El miércoles y el jueves, además, apareció una oferta de US$ 150 en Bahía Blanca, por cereal con 11% de
proteína. A cerca de los molinos, que tuvieron algo más de participación que en semanas anteriores, el rango de valores ofrecido se mantuvo estable entre el lunes y el jueves entre 660 y 870 pesos, según calidad, procedencia y forma de pago, pero bajó el viernes a 600/780 pesos. En el Matba, la posición enero retrocedió de 146 a 141,50 dólares.

El jueves, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó que se llevan recolectadas algo más de 40.000 hectáreas de trigo, lo que representa menos del 1% de la superficie sembrada (4,6 mill./ha). “La recolección en Salta, Tucumán, Chaco y en el extremo noreste
de Santa Fe comienza a generalizarse mostrando productividades en incremento. Si bien los primeros cuadros trillados arrojaban rindes muy bajos (5 o 6 qq/ha), debido a ser los lotes con mayor daño por heladas y falta de agua durante un prolongado periodo, hoy se va avanzando en los cuadros con rindes algo más cercanos a la media zonal”. Y añadió que durante los pasados siete días se registraron lluvias moderadas a escasas sobre gran parte de Córdoba, el oeste y el sur de Santa Fe y sobre el noroeste de Buenos Aires. “Estas continúan sumando milímetros en lo que va de octubre, mejorando así la condición del trigo en estas regiones, donde los cuadros ya transitan etapas criticas en la generación
de rendimiento. Por otro lado, el incremento en las temperaturas y los días soleados ayudan a mejorar la condición de los cultivos en general luego de haber recibido agua”.

Según el reporte semanal, en la zona centro del país (zona núcleo) y en aledaños se están realizando aplicaciones con fungicidas, debido a las apariciones de pústulas de roya, mancha amarilla y fusarium de la espiga. Hacia el centro-sudeste bonaerense los cultivos presentan muy buenas condiciones debido al clima favorable que transito el cultivo durante el grueso de la etapa vegetativa, no así hacia el sudoeste de esta provincia,
dado que la falta de precipitaciones durante gran parte del periodo de macollaje trae aparejada mermas en el potencial rinde ya que hoy luego de las lluvias que ha recibido durante octubre aun los cuadros se aprecian muy castigados transitando fin de encañazón/principios de espigazón. “No obstante, y si las condiciones climáticas actuales son benéficas para los estadios de generación de rendimiento, seguimos manteniendo una proyección de producción a nivel nacional de 12.600.000 de toneladas como piso”, dijo la Bolsa.

Al igual que el maíz, el trigo estadounidense terminó la semana con leves mejoras. La posición diciembre en Chicago y en Kansas subió un 1,49 y un 2,19%, al pasar de 228,80 a 232,20 y de 259,94 a 265,63 dólares por tonelada.

No exento de la volatilidad vigente en el mercado a partir de la incertidumbre generada entre los inversores por la crisis financiera y por los fallidos intentos por contenerla, el cereal tuvo como uno de los principales factores alcistas el tiempo seco que mantiene con signos claros de sequía los suelos del sur de los Estados Unidos, donde avanza la siembra de las variedades de invierno. Asimismo, como en el mercado de maíz, el mercado disponible estadounidense evidencia el disconformismo de los farmers con los valores
actuales, lo que implica un menor nivel de oferta física.

Acerca de los cultivos, el lunes el USDA indicó que la siembra de trigos de invierno avanzó al 73% del área prevista, contra el 59% de la semana anterior; el 80% de 2010, y el 77% promedio. El 44% de las plantas entró en la etapa de emergencia, frente al 28% de la semana precedente; al 50% del año pasado, y al 51% promedio.

En su reporte semanal, el jueves el USDA calculó las exportaciones estadounidenses de rigo en 399.400 toneladas, por debajo de las 500.600 toneladas del segmento anterior y del rango previsto por el mercado, de 450.000 a 600.000 toneladas.

GIRASOL. Bajo la presión que implica una campaña con importantes cosechas en los principales países productores y exportadores, fue negativo el balance de los negocios de la semana para los precios del girasol disponible, que bajaron de 1140 a 1120 pesos por tonelada en la zona de Rosario; de 1095 a 1050 pesos en Necochea, y de 1095 a 1045 pesos en Bahía Blanca. En las terminales del sur de Buenos Aires el girasol nuevo cayó de 270 a 260 dólares por tonelada.

Las bajas también se reflejaron en el Matba, donde la posición marzo pasó de 315 a 298
dólares. En cambio, el valor FOB del aceite de girasol en los puertos argentinos creció de 1120 a 1130 dólares por tonelada.

En su reporte semanal, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires indicó el jueves que la siembra de girasol avanzó al 31,4% del área prevista, es decir, unas 580.000 de las
1.860.000 hectáreas para el ciclo en curso. Tras un comienzo de mes con reabastecimiento hídrico, las tareas de cobertura de girasol comenzaron a generalizarse en las diferentes zonas de Buenos Aires y de La Pampa.

En comparación con el ciclo precedente, el progreso de siembra muestra un retraso del 4%”, dijo la entidad. Y añadió que para la próxima semana se espera un fuerte avance en las labores de implantación, ya que el sur bonaerense y pampeano, dónde se concentra más del 50% de la superficie girasolera nacional, comienza a transitar la ventana óptima de siembra. “En Chaco y en el centro norte de Santa Fe, donde la siembra ya culmino, los cultivos transitan desde V4 (cuatro pares de hojas desarrolladas) hasta comienzos de floración en aquellos lotes chaqueños que fueron implantados a fines de julio. En estas regiones serán necesarias nuevas lluvias para abastecer la fuerte demanda hídrica del cultivo durante la etapa del llenado de granos”.

Ver más: Webdelcampo.com

Podés comentar con tu Perfil de FACEBOOK

comments

Acerca de physis

Actualidad Agricola Ganadera | Noticias Gestión Agropecuaria | Ultimas tendencias del mercado rural | Eventos sobre el Campo
Esta entrada fue publicada en Agricultura, Agro, Campo, cultivos, maiz, Mercado Granario, Noticias Agro y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.