POR LAS LLUVIAS, LA SOJA REGISTRÓ SU MAYOR CAÍDA EN CHICAGO

Los futuros de la oleaginosa reaccionaron a la baja con las lluvias en América del Sur. La fortaleza del dólar también contribuyó a la retracción del 2,8%. El respiro que comenzaron a darle las lluvias de las últimas horas a buena parte del área sojera argentina tuvieron ayer su impacto en la cotización internacional de la oleaginosa.
Los futuros más activos de la soja en Chicago perdieron 2,8%, hasta u$s 435 la tonelada, o 13 dólares menos que en cierre previo, lo que se constituyó en la mayor caída desde fines de septiembre pasado. Se estimó que los inversores y los fondos se deshicieron en un solo día de unos 10.000 contratos abiertos en soja.
El maíz también tuvo su mayor baja en cuatro meses y quebró una racha de las últimas ocho sesiones, al quedar a u$s 248,7 la tonelada.
La oleaginosa había cerrado la semana pasada en u$s 448, y luego de haber repuntado casi 6% en dos semanas por los temores a una reducción en la oferta mundial del poroto ante el clima seco y caluroso que se vive en América del sur, en especial en Brasil y la Argentina, que representan más de la mitad del comercio mundial de la oleaginosa. Las lluvias de las últimas horas cambiaron un poco ese panorama, y hay perspectivas de que haya una recuperación en la cosecha sudamericana, lo que derivará en menor demanda de los granos de Estados Unidos.
El fuerte retroceso de ambos commodities agrícolas obedeció a las lluvias registradas en el fin de semana sobre Brasil y la Argentina, así como pronósticos que dan cuenta de precipitaciones importantes en la región para los próximos diez días.
Esas lluvias, que ayer registraron acumulación de hasta 60 milímetros en buena parte de la provincia de Buenos Aires y causaron algunos daños en Córdoba –donde hubo fuertes vientos y caída de granizo–, es indispensable para frenar la caída productiva en soja. Se prevé que por los retrasos en la siembra y el daño que registró lo que estaba plantado, la cosecha sojera reportará unas 46 millones de toneladas, entre 3 millones y 5 millones menos que lo producido en la campaña previa. A eso se sumó una mejora en las condiciones climáticas del norte de Brasil, donde por estos días se aceleran las tareas de recolección de la soja.
En la caída de la soja y el maíz también pesó ayer la renovada fortaleza del dólar, ante la perspectiva de que los líderes europeos fracasen otra vez en sus intentos por resolver la crisis de la eurozona.
El mal desempeño de los futuros e la soja en Chicago, el peor registrado desde comienzos de año, condicionó la operatoria en las plazas granarias argentinas.
Los compradores bajaron fuertemente sus ofertas respecto de la semana pasa da, lo que hizo que los vendedores se mantuvieran más que alejados de los recintos, a la espera de una recuperación. Es que, consideran, la volatilidad del mercado sigue siendo fuerte y más cuando se rige por previsiones climáticas que pueden cambiar de un día para el otro, si las lluvias no persisten y el clima muy caluroso y seco retorna.
Así en la Bolsa de Comercio de Rosario, las ofertas por la soja disponible se movieron con bajas de $ 30 por tonelada, hasta $ 1.300 promedio. Hubo rumores de que se pagaron hasta $ 1.340 la tonelada por volúmenes importantes, pero no se relevaron negocios.
En cuanto a la soja de la nueva cosecha, la caída fue de hasta u$s 15 la tonelada, con lo que la posición mayo quedó a u$s 285 por tonelada, lo que no despertó el interés de los sojeros.
Ver más: Conexión Rural

Podés comentar con tu Perfil de FACEBOOK

comments

Acerca de physis

Actualidad Agricola Ganadera | Noticias Gestión Agropecuaria | Ultimas tendencias del mercado rural | Eventos sobre el Campo
Esta entrada fue publicada en Agricultura, Agro, Bolsa de Chicago, Campo, cultivos, girasol, granos, maiz, Mercado Granario, Noticias Agro, Rural, soja, Trigo y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.